Indian apuesta fuerte con la nueva Scout y para demostrarlo nos ha llevado hasta California para darnos la oportunidad de probar todas las variantes de la gama inicial del modelo en su territorio nativo, allí donde se originó el concepto de este tipo de moto y por tanto de donde emana la filosofía que está detrás de la cultura custom o cruiser.

Esta moto es muy importante para la marca norteamericana. Concentra el 50% de las ventas en el mercado global y además actúa como el modelo de acceso a la marca de Minnesota para muchos motoristas que, una vez enganchados con ella a Indian, se fidelizan escalando a los modelos más grandes. Así pues, y tras más de 100.000 unidades fabricadas hasta ahora, apuestan por convertirla en la referencia de su segmento.

Renovación profunda pero discreta

La nueva Scout incorpora muchas piezas completamente nuevas y otras profundamente revisadas. Entre las primeras debemos empezar por el chasis, que en la nueva sustituye el aluminio por el acero. Podría parecer un paso atrás pero en Indian han tomado esta decisión debido a que en la cultura custom, especialmente en Estados Unidos donde las normas de homologación permiten más libertad a los preparadores que en Europa, el bastidor de aluminio era un problema a la hora de realizar modificaciones. Y es curioso que a pesar de que el aluminio es un material más ligero que el acero la nueva moto resulta más ligera, unos seis kilos por ejemplo en la versión Bobber. En esto ha tenido seguramente mucho que ver el escape, ahora dos en uno en lugar de los dos silenciadores paralelos que lucía el modelo precedente.

Indian Scout Bobber
Las cotas prácticamente no varían con el nuevo bastidor. Se reduce ligerísimamente la distancia entre ruedas 13 milímetros y la longitud total varía posiblemente debido a que la placa de matrícula pasa de estar detrás de la rueda al lateral, una solución que al parecer ha sido estudiada para poderse homologar incluso en el restrictivo mercado europeo. Alrededor del chasis cambia casi toda la carrocería: subchasis y guardabarros trasero, asientos, depósito de gasolina y radiador de agua (más pequeño para encajar dentro de los tubos de la cuna frontal) entre otros. Las suspensiones, llantas y frenos provienen del modelo anterior, salvo en la nueva versión 101 de la que hablaremos.  

El motor deriva del anterior pero ha sido objeto de una profunda revisión. Para empezar crece de cilindrada, pasando de 1.133 a 1.250 centímetros cúbicos. Esta evolución permite ganar rendimiento, la potencia aumenta entre seis y 17 caballos según la versión y el par unos 11 Nm. Estéticamente también tiene un nuevo diseño de sus elementos externos, que en las versiones más clásicas luce elementos cromados mientras que en las deportivas o dark se remata en negro.

Y es que la nueva gama Scout está compuesta por cinco versiones: Sport Scout y Scout 101 con llanta delantera de 19 pulgadas y Scout Bobber, Scout Classic y Super Scout con llanta de 16 pulgadas.

Deliciosas de conducir

Con tantas versiones diferenciadas entre sí por tamaño, posición de manillar y estriberas, suspensiones y hasta motor, hay que hacer unas cuantas matizaciones a la hora de hablar de impresiones de conducción. En lo común a todas ellas puedo afirmar que la estabilidad no admite crítica en cualquier caso. Las ruedas siguen el camino con un balance muy neutro, sin tendencias a abrir o cerrar la trayectoria que debamos prevenir en su manejo. En curvas rápidas de las bacheadas highways de la costa de California entre Santa Cruz y San Francisco, a velocidades por encima de 90 millas por hora -lo digo ahora que ya estoy en España… que vengan a buscarme los agentes de tráfico- el comportamiento no admitía ningún reproche.  
Indian Sport Scout
Ya monten llanta de 16 o de 19 pulgadas esto no afecta prácticamente al avance de la dirección, puesto que con un perfil 90 en el neumático de 16 se iguala el diámetro total con el de 19, que tiene 60 de perfil. Sin embargo sí que vamos a notar diferencia en la forma en que cada una afronta los cambios de dirección. Con más goma en los flancos, el balón de 16 pulgadas tiene menos prisa por girar que el neumático de 19 pulgadas y perfil bajo. Para un uso cruiser, que se supone relajado, la llanta de 16 aporta más comodidad a las suspensiones frente a los baches y hace la conducción más fluida. En los modelos con llanta de 19 pulgadas la Scout se transforma en una sport-cruiser, con una respuesta más rápida y como contrapartida reacciones más secas de la suspensión.

Impresiones de la Indian Scout 101 y la Sport Scout

Tuve ocasión de probar las Indian Sport Scout y Scout 101 en una bonita ruta de montaña, con un entretenido trazado sinuoso muy indicado para poner en práctica una conducción dinámica. La 101 está más dotada en cuanto a suspensiones, con su horquilla y amortiguadores traseros regulables en todos los parámetros. Tal como estaba puesta a punto, para mi gusto el tacto era un poco seco. Con un recorrido de sólo 76 milímetros como corresponde a una moto de este estilo, que viene a ser la mitad que en una naked convencional, hay que estar preparado para sufrir algún tope en la espalda de vez en cuando al pasar por baches y badenes. Lo bueno es que las suspensiones regulables permiten jugar con los parámetros de precarga, compresión y rebote para ajustar la moto al gusto personal y las condiciones. Donde no puedo poner ninguna pega, si no todo lo contrario, es en materia de frenos. La Scout 101 presume de frenar con una potencia y tacto al nivel de una deportiva de verdad. Los dos discos de 320 mm. con pinzas Brembo ofrecen un funcionamiento excelente y permiten llegar a las curvas, o encontrarse con un obstáculo por sorpresa, con total confianza en parar la moto.
Indian Scout 101Tras la 101 me tocó probar la Sport Scout, versión que podríamos considerar una 101 asequible a costa de prescindir de 6 caballos, la horquilla invertida, los amortiguadores regulables, los frenos Brembo y otros detalles de acabado y equipamiento tecnológico. La diferencia de precio es importante: 3.300 euros. Entre medias, la completa gama de equipamientos configurables permite por ejemplo hacer que la Sport Scout pueda tener el mismo sistema de pantalla táctil y conectividad Ride Command con navegador integrado, el control de tracción, que considero casi tan imprescindible como los frenos ABS en una moto con este nivel de potencia, tres modos de entrega de potencia y una lista que explico más adelante.

Lo cierto es que tal como estaban configuradas, las suspensiones de la sencilla Sport-comunes al resto de la gama- me gustaron más que las exclusivas de la 101, especialmente la horquilla. Sin duda en la 101 tiene fácil solución con su completo set de regulaciones y mayor calidad. Sin embargo lo que las distancia enormemente es el abismo que hay entre los fantásticos frenos delanteros de la 101 y los del resto de la gama Scout. Con la 101, usar el freno trasero es casi opcional, pero en la Sport como en el resto de versiones resulta imprescindible para decelerar o parar la moto con eficacia. El freno delantero con pinza flotante de doble pistón y disco de 298 milímetros se muestra justo para actuar con eficacia en muchas ocasiones. La buena noticia es que el freno trasero tiene un comportamiento excelente y permite poner las cosas en su sitio, completando el trabajo que al delantero se le viene grande.Indian Scout 101 San Francisco

Ah! Casi se me olvida que el motor de la 101 rinde seis caballos más según la información de la marca. Lo cierto es que entre 105 y 111, hay que ser muy fino para detectar un incremento de prestaciones. Desde luego yo no fui capaz. Pero sí que hay una diferencia de funcionamiento. El motor estándar es más suave en respuesta al acelerador aunque no creo que mucho menos eficaz ni tampoco divertido de conducir, porque en modo Sport -en las motos que dispongan de la opción modos de conducción- se nota potente sin perder suavidad ni elasticidad desde bajo régimen.

Y es que con sus 1.250 cc. el motor de la Scout está realmente lleno de fuerza desde que comienza a girar, lo que ha dado oportunidad a la marca configurar un cambio de seis velocidades con una primera y segunda muy largas que permiten acercarlas mucho a tercera, cuarta y quinta, dejando la sexta como una especie de overdrive o súperdirecta para llanear por largas rectas. Un tipo de carretera muy habitual en Estados Unidos y también en muchas zonas de España.

Impresiones de las Scout con rueda delantera de 16 pulgadas

Si las Indian Scout con llanta delantera de 19 pulgadas tienen un toque dragster, rematado por su faro carenado con pequeño parabrisas, la gama con llanta de 16 pulgadas tiene en todos los casos un toque más custom clásico. Pero dentro de él hay importantes diferencias.

La Indian Scout Bobber hace del negro su seña de identidad, incluyendo una carcasa exclusiva negra, por supuesto, para enmarcar el faro. Su manillar es el más bajo y estrecho de la familia, lo que a mi juicio permite una posición de conducción bastante natural y quizá la más deportiva, al menos la que mejor información trasmite de la rueda delantera. Es también la que tiene el asiento más bajo, lo que se ha conseguido recortando el recorrido de los amortiguadores traseros 25 milímetros.Indian Scout Bobber

Fotos Scout Bobber 2025

Indian Scout Bobber 2025

Precio: 15390 € | Peso: 237 kg | Potencia: 106 cv | Motor: 1250 cm³

La Super Scout es la más equipada de serie para afrontar viajes de media y larga distancia: parabrisas (desmontable sin herramientas muy fácilmente), asiento para el pasajero, alforjas laterales (sin cerradura, un detalle mejorable por si pasa alguien con las manos largas), llantas de radios pintadas de negro y en contraste con estas, escape y manillar cromados. Además cuenta con todo el paquete tecnológico Limited +Tech opcional en otras versiones.Indian Super Scout

Fotos Super Scout 2025

Indian Super Scout 2025

Precio: 18990 € | Peso: 259 kg | Potencia: 106 cv | Motor: 1250 cm³


Y por último la Scout Classic, con la que se mira de frente al público más tradicional del segmento custom. Cuenta con acabados cromados, el mismo manillar ancho y turístico de la Super Scout y un guardabarros trasero envolvente, cuyo diseño puede gustar más o menos, pero indudablemente cumplirá con su función bastante mejor que el de estilo recortado que equipa el resto de la gama y que proyecta el agua de la calzada hacia arriba salpicando más de la cuenta, pero el estilo importa mucho. indian scout classic 07

Fotos Scout Classic 2025

Indian Scout Classic 2025

Precio: 15690 € | Peso: 243 kg | Potencia: 106 cv | Motor: 1250 cm³

Equipamiento para todos los gustos (y bolsillos)

Además de las cinco versiones que componen inicialmente la gama Scout, habrá tres niveles de equipamiento: Base, Limited y Limited +Tech. Las Scout 101 y Super Scout incorporan de serie el nivel Limited +Tech, lo que justifica su mayor precio de tarifa, mientras que en las otras tres versiones el precio de catálogo corresponde a las versiones Base, al que hay que sumar 1.000€ para acceder al paquete Limited y 2.000€ para equipar el Limited +Tech. Bueno, en la versión Classic el pack tope es 2.300€ más cara debido a que incorpora pintura bicolor.

El paquete base es realmente básico para una moto de su precio, la verdad. Carece de control de tracción e incorpora una instrumentación minimalista presidida por un velocímetro de aguja acompañado por una pantallita LCD.

En el siguiente nivel, llamado Limited, ya se dispone de control de tracción, modos de conducción, toma de carga USB y control de crucero.

El nivel tope se denomina Limited +Tech y este ya incorpora la atractiva instrumentación completamente digital y táctil; con pantalla circular, para conservar el estilo que se espera de una moto en la que la imagen es crucial, pero a la última en opciones de conectividad por Bluetooth y distintas presentaciones de la información. Cuenta hasta con navegador mediante mapa, no sólo las flechas de dirección como la mayoría de los navegadores integrados de moto a día de hoy. Todo este arsenal se integra bajo la denominación Ride Command, el sistema de conectividad integrado Indian.
Indian Scout Ride Command
Por último incluye una suscripción durante el primer año al programa Ride Command+, con el que se acceda a servicios en línea adicionales como estado de la moto, sincronización con Apple Car Play, posición de la moto y alerta remota de movimiento (por caída en par o intento de robo por ejemplo) y búsqueda intuitiva de destino. Eso sí, trascurrido el primer año estos servicios en línea se cobrarán aparte con un modelo de suscripción.

La nueva Indian Scout 2025 llegará a los concesionarios españoles a mediados de mayo de 2024 y los precios empiezan en 15.390 para la Scout Bobber con equipamiento Base. Además se espera la llegada de las unidades limitables para A2 a principios de verano, sobre las versiones Bobber, Classic y Sport Scout.
Indian Super Scout

Rivales Indian Scout 2025

La renovada Indian Scout se planta frente a la competencia como una moto que apuesta por recuperar algunos conceptos básicos del segmento cruiser sin dejar de evolucionar en apartados claves como la conectividad o el rendimiento mecánico.

Se posiciona intencionadamente como un concepto más continuista que su eterna rival la Harley-Davidson Sportster S, que realmente ya no tiene nada que ver con su exitosa predecesora. De hecho, muchos amantes de la Sportster de siempre se sentirán más identificados con la Indian Scout que con el nuevo modelo de su marca. La Scout es más asequible en todas sus variantes. Incluso la 101, equipada con componentes de calidad deportiva en suspensiones y frenos así como todos los extras en materia de conectividad y electrónica sigue siendo más barata que la Sportster S básica, que no obstante presume de algo más de potencia y un peso inferior.

Fotos Sportster S 2023

Harley-Davidson Sportster S 2023

Precio: 20100 € | Peso: 227 kg | Potencia: 122 cv | Motor: 1252 cm³

Otra opción a considerar son las Triumph Bobber y Speedmaster. Como buenas inglesas su motor es un bicilíndrico en línea. Están por debajo en potencia (77 cv), son algo más ligeras y ofrecen buenos acabados a cambio de unos precios muy similares a las Indian Scout.

Fotos Bonneville Bobber 2024

Triumph Bonneville Bobber 2024

Precio: 15995 € | Peso: 228 kg | Potencia: 77 cv | Motor: 1200 cm³