En 2022 conocimos la marca MBP, siglas de Moto Bologna Passione, que llegaba como marca premium de Keeway. Ahora ha unido su nombre al de la legendaria marca Morbidelli para traernos una completa gama de motos y scooters que van desde los 125 centímetros cúbicos hasta los 1000, como es el caso de la primera moto que han lanzado para impactar en el mercado y que ya hemos podido probar: la Morbidelli MBP C1002V, una custom que mantiene aspectos clásicos de este estilo como los manillares inclinados hacia atrás, el asiento bajo o los tubos de escapes dobles, pero que añade a la ecuación toques futuristas y toda la tecnología actual. A pesar de contar con un trail de la misma cilindrada en su gama, la marca ha preferido apostar primero por una moto con menor competencia en el mercado que el que actualmente tiene el efervescente segmento trail.

La C1002V lleva un motor V Twin con cilindros colocados a 80º de 997 centímetros cúbicos, 4 tiempos y refrigeración líquida. Su potencia es de 88'4 CV a 7.200 revoluciones y su par máximo es de 89 Nm a 5.250. Se anuncia una velocidad máxima de casi 200 km/h pero no es un estilo de moto donde priman las prestaciones si no más bien las sensaciones al acelerar, la entrega de par desde bajas vueltas. Además, su transmisión es por correa dentada, un elemento siempre interesante e imprescindible en motos de este estilo.

MBP mantiene su máxima de ofrecer componentes premium como podemos apreciar por el equipamiento que incluye. En cuanto a suspensiones, las firma Kayaba y encontramos delante horquilla invertida con un recorrido de 137mm y detrás monoamortiguador con bieletas ajustable en precarga. La frenada se confía a J.Juan contando con doble disco delantero de 320 mm de diámetro y pinzas de anclaje radial, así como disco de un pistón detrás, además de ABS de la marca Bosch. Los neumáticos son Metzeler, ofreciendo llantas de 18 pulgadas en ambos trenes además de contar con un imponente ancho neumático trasero de 240.

En la instrumentación dispone de una pantalla TFT de 5'' a todo color que puede personalizarse y que cambia de color en función de la luz que reciba para facilitar la lectura. Además, durante la marcha puedes tocar el ordenador de abordo y hacer cambios sin necesidad de hacer una parada para ello gracias a los mandos en la piña.

La C1002V es una moto que tiene una apariencia muy atractiva y llamativa fruto de ese estilo custom tan moderno en el que continúa habiendo cromados en bajas pero precisas dosis: el neumático trasero de gran sección, los dos escapes largos superpuestos, el faro frontal redondo, el tanque de combustible que ofrece 22 litros de capacidad, el manillar inclinado, el motor bicilíndrico en V o el asiento ancho y bajo son algunos de los elementos que más destacan a simple vista. De hecho, el asiento es una de las claves de esta moto ya que ofrece un gran nivel de confort y está diseñado y en dos alturas, creando un cómodo respaldo para el conductor. Entre el equipamiento destacan las manetas regulables y el control de velocidad de crucero.

Es una moto destinada a pilotos del cualquier talla ya que su asiento tan solo se encuentra a 680 mm de altura, una cifra que me permitió llegar sobradamente al suelo con ambos pies con mi 1'65m. La C1002V es larga y pesada (268 kg en seco), por lo que uno de los puntos interesantes de la prueba era determinar si estas cifras influyen demasiado en su manejo. Lo cierto es que en parado sí que es algo que se nota a la hora de maniobrar con ella pero en marcha para nada se percibe así, y es algo que me sorprendió positivamente desde los primeros kilómetros...

En marcha

Comenzamos nuestra ruta por zona urbana, en concreto por las empedradas y estrechas calles de San Lorenzo de El Escorial. Lógicamente, en esta situación la C1002V no demuestra ser la moto más ágil y apropiada ya que no es su hábitat natural. Las suspensiones con un tarado consistente, tirando a duro, hacen que los firmes irregulares tampoco sean el escenario más agradable. Sin embargo esto en carretera va a ser algo a nuestro favor. 

En cuanto a la posición de conducción, es bastante confortable gracias a su asiento mullido y a una posición de pies adelantada, gracias a sus mandos avanzados estilo custom pero bastante natural, además de contar con una plataforma para los pies generosa. Eso sí, en caso de querer llevar acompañante en algún viaje quizás no la encuentre tan cómoda ya que el espacio de su asiento es algo reducido.

Por otra parte, se accede fácilmente a los botones de los mandos ya que se encuentran dispuestos de forma bastante intuitiva. Cuenta además con un botón para activar las piñas retroiluminadas, cambiar el modo de conducción o un puerto de carga USB para que puedas ir cargando la batería de tu móvil o GPS durante los trayectos. Su pantalla digital muestra de forma clara información como la marcha engranada, presión de los neumáticos, nivel de combustible o la hora. También dispone de conexión Bluetooth aunque aún no se ha desarrollado la aplicación necesaria para poder emparejarla a tu smartphone.

Dejamos atrás la zona urbana para adentrarnos en una ruta por carretera en la que poder sacar su lado más divertido. Ofrece un modo de conducción normal y otro sport, por lo que decidimos cambiar a este segundo modo para comprobar su comportamiento. Lo cierto es que es la respuesta del gas es algo brusca y le hace perder esa suavidad de conducción por la que destaca, por lo que decidimos volver al modo normal para disfrutar de sus cualidades en carretera.

Nos gustó mucho su conducción confortable y placentera, con un cambio de marchas muy correcto y suave aunque en alguna que otra ocasión entraba el neutro al pasar de la primera a la segunda marcha, por lo que hay debemos hacer la operación con decisión. No encontramos apenas vibraciones gracias al dulce funcionamiento del motor y sus retrovisores redondos ofrecen una buena visibilidad de lo que ocurre detrás en todo momento.

Lo cierto es que a pesar de sus dimensiones y peso, la C1002V sorprendió al mostrar un comportamiento más dinámico de lo esperado en una ruta de curvas (mayormente no muy pronunciadas), que nos dejó un buen sabor de boca. Como es lógico, es una moto para llevar un tipo de conducción tranquila y de paseo, alejada de la deportividad, ya que en ese caso en las curvas encontrarás que rozas los laterales de la moto. Concretamente el escape por un lado y el caballete central por el otro. Soprende que se haya logrado un dinamismo tan fluido con un neumático trasero de 240.

Los frenos también cumplen su función a la perfección aunque encontramos el ABS delantero algo intrusivo y un freno trasero con tacto mejorable. A su vez, las suspensiones absorben las irregularidades con la máxima eficacia dentro de lo posible en una moto de este tipo, ya que detrás hay poco recorrido de amortiguación pero la mantienen con mucha firmeza sobre el asfalto, con buenas sensaciones procedentes de la horquilla invertida

Destaca especialmente el motor con un tacto progresivo pero vigoroso cuando enroscamos el gas con decisión. Es un complemento ideal para un conjunto de este tipo. Mola mucho en una moto así sentir que a unas 3.000 vueltas ya tenemos un empuje notable y siempre con un tacto fino que mueve con soltura una máquina de dimensiones ya respetables. Incluso el sonido tiene una nota agradable y el protagonismo que se le exige a una moto así. 

Precio y rivales

La Morbidelli MBP C1002V llega a nuestro mercado como una cruiser con la que podrás disfrutar de kilómetros y kilómetros de carretera con un gran nivel de confort y con un buen comportamiento en líneas generales a un precio de 9.990 euros. En cuanto a rivales actuales, podemos encontrar la Honda CMX 1100 Rebel o la MITT 808 Big Foot.

En cuanto al resto de la gama de Morbidelli MBP, llegará en los próximos meses a nuestro mercado y encontraremos interesantes motos del segmento trail de 125, 500 y 1000, así como naked deportivas y scrambler sin olvidar scooters urbanos, cubriendo así las necesidades de todo tipo de usuarios.

Morbidelli MBP C1002V 2024

Precio: 9990 € | Peso: 268 kg | Potencia: 87.2 cv | Motor: 997 cm³