> Asegura tu moto al mejor precio ¡Compruébalo!

Shaw Speed (aquí podéis ver otra moto suya) sigue demostrando que su torrente creativo sigue en pena efervescencia. Mirando esta “crossera” sobre la base de una Harley-Davidson Sportster 1200  Fourty-Eight enseguida viene a la mente de los buenos aficionados un glamuroso destello. ¿Lo adivinaste? sí, el deposito de la Husqvarna de cross con la que Steve McQueen participó el documental de culto On Any Sunday (Bruce Brown, 1972), también podemos encontrar reminiscencias de su Triumph TR6 preparada para enduro de 1964. Desde luego no estarea fácil hacer que una relajada Sportster tenga la planta de una moto de carreras para circuitos de cross, pero Shaw Speed ha sido capaz de convertirla en un corcel de lo más estilizado, al menos a la vista.

Para lograrlo desmontaron la moto por completo, eliminando absolutamente todos los elementos de carrocería y cosmética. El chasis se aligeró para quitarle todo lo que no fuera absolutamente imprescindible para una off-road 100%, lo mismo que el sistema eléctrico y las suspensiones. Carece de instalación de luces y detrás incorpora unos amortiguadores Öhlins. Para los frenos el toque estético era esencial a fin de crear el viaje en el tiempo pretendido: potentes tambores delante y detrás, a juego con unas llantas de radios con cercos cromados dotadas de neumáticos con generosos tacos, escuetos guardabarros de acero pulido y un asiento monoplaza de estilo scrambler. La transmisión secundaria por correa da paso a una más apropiada cadena -con preciosa corona- y el escape es un 2-1 terminado en un pequeño silenciador que no tiene pinta de callarse nada.

Miradla un rato, no dejaréis de descubrir buenos detalles como las placas portanúmeros camuflando el depósito de aceite del gran V Twin americano o… ¡la matrícula!. En Gran Bretaña es posible matricular una moto custom como esta sin luz de cruce, especificando que es sólo para uso diurno. Basta un piloto para la luz de freno. Vete a contarlo en tu ITV...