> Asegura tu moto con nosotros al mejor precio ¡Compruébalo!

En este vídeo los colegas de Moto Journal prueban una disciplina desconocida para la inmensa mayoría de nosotros pero con cierta popularidad al otro lado de los Pirineos. De hecho es allí donde nació este deporte que se practica desde 1930 y que también tiene seguimiento en países como Alemania, Rusia, Bielorrusia, Ukrania, Lituania y Holanda.

Básicamente es igual que el fútbol y se juega en los mismos campos, con dos equipos de cinco jugadores en el que hay un portero que no lleva moto. Hay dos árbitros, uno en cada campo, y dos jueces de línea. Los partidos son de 40 minutos, 20 cada parte. Como podéis ver en las imágenes es un deporte en el que en absoluto se rehúye el contacto y no es raro ver choques, caídas y hasta amago de tanganas; fútbol en estado puro.

Por eso, aparte del casco se usan unas botas especiales reforzadas así como protecciones para las piernas y los brazos. Otra de sus interesantes peculiaridades es el tamaño y peso del balón: 1 kg y 40 centímetros de diámetro. Estas medidas sobredimensionadas permiten agarrarlo y golpear de la forma que veis en el vídeo y soprende por la fuerza y la dirección que son capaces de imprimir al balón desde una moto en plena aceleración.

Por cierto, las motos también son especiales. Se trata en su inmensa mayoría de unas Gas-Gas de 250 cc fabricadas ex-profeso y que cuentan con elementos clave para la practica de este deporte; protecciones del disco de freno, de la cadena y del colector. También cuenta con una pequeña estructura tubular en la parte delantera inferior para poder llevar el balón y así regatear. Para facilitarlo los movimientos dentro del rectángulo de juego lleva un relación de cambio especial.

 Desde luego no parece nada fácil porque requiere no sólo mucha habilidad encima de la moto sino también un dominio del golpeo de balón que parece bastante complicado.