A pesar de su juventud ya que sólo lleva un par de años operando, los integrantes de Rocket Supreme atesoran una amplia y valiosa experiencia en el sector de la automoción ya que proceden de marcas tan prestigiosas como Porsche, Alfa Romeo o Maserati. Por eso sus creaciones destilan calidad por el detalle, ingenio y buen gusto.

Pero quizás lo más peculiar de las Rocket Supreme es que todas las modificaciones están íntegramente realizadas en fibra de carbono. Diseñan y construyen artesanalmente toda la carrocería de la moto: depósito, tapas laterales, colín, guardabarros, filtros de aire, etc. Son capaces de reducir el peso de la moto hasta en un 38% respecto a una manufactura en piezas de metal. Según cuenta Marc Planas, diseñador y alma creativa de Rocket Supreme: "no somos de los que compramos piezas y las montamos; somos de los que las sueñan y las traen al mundo".

La mecánica de las Rocket Supreme también se prepara artesanalmente y, sin embargo, para todos sus accesorios han confiado en una marca como Rizoma porque comparten la misma filosofía de extremo cuidado por el detalle. Además, los accesorios de Rizoma mecanizados en aluminio, al igual que ocurre con la fibra de carbono, sirven a Rocket Supreme para un fin especialmente eficaz: reducir el peso de la moto, pues para ellos la potencia real se encuentra en la relación peso/ potencia.

Rocket Supreme Little Joe II P1 7
Exquisita


Y la mejor prueba de todo esto es la Little Joe II P1 que derrocha originalidad y estilo retrospectivo casi a partes iguales. Tomando como base una Honda y tras ocho meses de trabajo, lograron construirla acorde a la normativa española, algo realmente de mucho mérito por la dificultades y trabas que interpone la ITV para cualquier moto preparada.  Pero es una de sus premisas; todas las motocicletas Rocket Supreme están homologadas para la ITV y su mantenimiento es muy sencillo. Han dado a luz diversas evoluciones de su Little Joe II P1, consiguiendo entre otras cosas reducir el peso total de la moto en 55 Kg. De hecho, retrovisores, depósitos de líquido de frenos, kit de estriberas, soporte porta-matrícula están realizados en el cuidado y ligero aluminio de Rizoma.

También han creado una cafe racer biplaza marca de la casa: la Big Joe I y actualmente están trabajando en un "proyecto secreto" con base de BMW que según ellos será rompedor. Y lo mejor de todo, lo que está por venir. De hecho, uno de los integrantes de la empresa confiesa que están en negociaciones con una importante y potente marca de motos eléctricas para poder hacer preparaciones sobre uno de sus modelos.