Parece ser que Doruk nada tiene que ver oficialmente con BMW, pero este diseñador turco ha decidido “inspirarse” en el fabricante alemán para bautizar su bella y sugerente streamliner, que podríamos traducir como rompe-récords. El innegable estilo retro nos transporta a los tiempos en los que batir marcas de velocidad era una de las disciplinas deportivas más en boga, tanto en el mundo del automóvil como en el de la motocicleta.

Es fácil dejar volar la imaginación y visualizar la Apollo Streamliner en blanco y negro, sobre la recta de una ancha y perfectamente lisa autobahn alemana recién construida por el gobierno nazi, ante la arrogante sonrisa de algún oficial, los directivos impecablemente trajeados, ingenieros engominados y sus mecánicos con impolutos monos blancos realizando los últimos ajustes, mientras  un piloto con ajustado mono de cuero negro brillante, casco “de última generación” y gafas de aviador se concentra para la hazaña ante la mirada de la prensa.

Como en toda buena streamliner el envolvente carenado corta el viento escondiendo tras de sí todo el frontal de la moto, aunque en este caso cuenta con un pequeño faro pese al cual dudo mucho que esta concept bike pudiera circular legalmente -es probable que ilegalmente tampoco- por las calles… será que pretendían batir el récord de velocidad nocturno.

Fotos BMW Apollo Streamliner