No te juegues las vacaciones por una avería tonta, algo que podrías haber evitado con media hora de tu tiempo antes de emprender viaje. Arranca tu ruta con la tranquilidad de saber que los puntos vitales de tu moto están bajo control ¡y disfruta a tope del camino!

Neumáticos

presion neumaticosPara un viaje, en el que las circunstancias ambientales y de la carretera van a ser diversas, el buen estado de los neumáticos es lo más importante de cara a la seguridad. Es a mi juicio el punto vital. Revisa cómo está el dibujo de los neumáticos, su fecha de caducidad y qué aspecto presentan para que, si no son nuevos, sepas a qué atenerte aunque consideres que están en buen estado general.Y por supuesto comienza tus vacaciones revisando las presiones de los neumáticos, adaptándolos a las condiciones de carga según lo especificado en el manual de usuario de tu moto (no te lo olvides…).

Cómo valorar el estado de los neumáticos >

Frenos

Otro aspecto de excepcional importancia de cara a la seguridad. Por un lado comprueba que las pastillas tiene todavía suficiente material de fricción. Esto lo puedes saber agachándote (dobla el lomo!…) y observando si entre la base de las pastillas (compruébalo una a una) y el disco de freno hay un espesor de material consumible superior a dos o tres milímetros. Has de revisar también la cantidad de líquido de frenos en el circuito, especialmente si las pastillas llevan un uso importante porque según estas se aproximan automáticamente a los discos para compensar el desgaste, baja el nivel de su depósito de reserva.

Cómo revisar y cambiar las pastillas de freno de la moto >

Los frenos de tambor con ajuste automático suelen llevar un indicador de desgaste: revisa tu manual de usuario para comprobarlo, y si son de los que se ajustan a mano, aprovecha para dejarlos en su sitio idóneo. Normalmente se usan estos frenos en la rueda trasera, y viajando en pareja o con equipaje usarás más ese freno de lo que es habitual yendo sólo.

Cadena/ Transmisión

El elemento de la moto que más mantenimiento requiere es la cadena. Hay que revisar su tensión cada pocos kilómetros y engrasarla con frecuencia. Antes de empreder un viaje es imprescindible comprobar que tiene la tensión indicada por el fabricante, ajustándola si es preciso, y darle una mano de grasa. En las motos con transmisión final por cardan o correa no hay que mancharse tanto las manos: Revisa el estado del sistema, observando las indicaciones del manual de la moto para comprobar el estado de la correa (y los kilómetros a los que toca cambiarla) o el engrase y mantenimiento del cardan.

Todo sobre la cadena: engrase, tensado, limpieza y cambio >

Batería

Si mi batería comenzase a dar síntomas de flaqueza yo no me la jugaría llevándola de viaje, forastero… Una batería descargada debería cargarse con el alternador de la moto al cabo de treinta kilómetros de carretera. Si tu batería está floja (mueve con dificultad el motor de arranque) -porque hace tiempo  que no usas la moto, por ejemplo- lo sabrás haciendo una pequeña ruta y viendo si recobra vida. Si no es así lo más probable es que no sea la batería sino algún problema en el sistema de carga: pasa por el taller a que comprueben qué pasa antes de ponerte en marcha.

Todo sobre la batería de la moto: cómo cuidarla, comprobarla o cambiarla >

Aceite motor

aceite motorLa parte más importante del motor es su sistema de engrase. Si falla la avería puede ser fatal para tu moto. Debemos mimar la mecánica sin dudarlo en cuanto al aceite. Cámbialo (y el filtro si procede) cuando estés cerca del límite de kilómetros y revisa el nivel, especialmente si adviertes un consumo que te parezca extrañamente alto. Si todo está en su sitio, intenta aprovechar para rellenar hasta algo por debajo del máximo y curarte en salud.

Anticongelante

La refrigeración líquida aporta ventajas pero también inconvenientes a la hora de su mantenimiento. Si tu moto tiene este tipo de refrigeración tendrás un trabajo más: comprobar que el circuito es estanco (no pierde agua por ningún punto) ni coge presión por algún problema mecánico. Revisa el nivel de líquido y rellena con anticongelante del tipo recomendado -importante- hasta la línea de máximo nivel. Mete el dedo en el agua (en frío) y observa su color.  Si tiene un tono marrón podría indicar que entra aceite al circuito, y deberíamos revisar junta de culata y planos de culata y bloque sin dejar pasar mucho tiempo…

Horquilla / Amortiguadores

La suspensión de la moto no te dejará tirado en vacaciones pero rodarás más cómodo y seguro con una buena puesta a punto. Revisa que la horquilla no tenga fugas, observando si por la zona de los retenes entre las barras y las botellas hubiera grasa acumulada. En caso afirmativo habría que sustituir los retenes para evitar que la suspensión trabaje sin lubricación, perdiendo toda su eficacia. ¿Cuánto hace que no cambias  el aceite de la horquilla por cierto? ¿Ni idea? Igual es el momento de disfrutar de las ventajas de un aceite de horquilla fresco y limpio.

Retenes y aceite de horquillaLa amortiguación trasera cobra especial importancia si viajamos con pasajero y equipaje. Casi todas las motos permiten reglaje en la precarga del muelle, así que si normalmente circulas tú sólo y no notas la suspensión demasiado dura, es conveniente que la adaptes a las necesidades incrementando su resistencia inicial al aumento de carga y la mayor velocidad de un viaje en carretera, probablemente sin tantos baches como tu ciudad. Si además puedes regular la compresión o la extensión aumenta ligeramente la resistencia en ambos sentidos para mejorar el comportamiento; en este caso seguramente tu moto permita regular también la horquilla y si hemos endurecido detrás conviene hacerlo también delante, pero sólo un poco en cualquier caso: ¡tratamos de compensar el mayor peso para beneficiar el comportamiento rutero, no de dejar la moto como una tabla para un circuito!

Iluminación y señalización

Una sencilla comprobación visual del funcionamiento de todas las luces -especialmente las traseras- nos permitirá saber si tenemos todo en regla para ver y ser  vistos. Comprueba la luz de cruce, si la bombilla da un haz claro y potente o si por el contrario emite un halo mortecino y amarillento. Mira también los intermitentes y por supuesto piloto trasero y la luz de freno.

Si tienes alguna bombilla fundida o que no da ya muy buen rendimiento es un estupendo día para cambiarla, pero puede que lo que suceda es que su tulipa o el reflectante de la óptica estén sucios, en cuyo caso también es una jornada estupenda para sacar la herramienta básica y hacer una limpieza de faros con agua, jabón y un secador de pelo. ¡Ojo antes de liarte la manta a la cabeza! comprueba que en tu moto esta operación está al alcance de tus medios y conocimientos, que cada vez más hay modelos sofisticados en los que no todo el mundo puede meter mano.

Ajuste de mandos

Comprueba que las manetas de embrague y freno tienen un recorrido suave, sin roces y adaptado a tu mano en la medida de lo posible. Si tienes manetas regulables comprueba una vez más que están a tu gusto porque vas a usarlas mucho.

Ajusta también el juego de la maneta del embrague si es regulable y observases que tiene demasiada holgura. Recuerda que hay que dejar un pequeño juego libre en la primera parte del recorrido de la maneta para evitar que los discos funcionen con tensión desde la maneta, lo que repercutiría negativamente en su desgaste.

Si percibes que algún cable de acelerador, embrague, etcétera tuviera roce interno aprovecha para revisarlo y por lo menos engrasarlo.  

Documentación y últimos detalles

¿Ya está todo listo? Pues ahora llega el turno de los últimos detalles. No hablamos ya de mecánica, que lo hemos visto todo, pero hay otros aspectos que son muy importantes para viajar en moto:Lavar la moto
-    Documentación: Llévala contigo y comprueba si tienes todos los papeles en regla. Revisa tu ficha técnica para ver si el sello de la ITV no está caducado ni lo va a hacer durante el viaje, comprueba que llevas la documentación de tu seguro, que el recibo está al día y que tienes alguna cobertura de asistencia en carretera. No te olvides revisar las condiciones de la asistencia y llevarte el teléfono de contacto… por si las moscas. Si viajas al extranjero consulta si estás protegido por las coberturas fuera de España, y en caso negativo no dejes de contratar una póliza que cubra unas buena asistencia en los países que visites.
-    Limpieza: comienza viaje con la moto limpia, desempólvala, lávala y déjala bien bonita para empezar con buen pie. La limpieza además permite comprobar si hay elementos en mal estado, con grasa que vuelve a aparecer, o desperfectos en los que no nos habíamos fijado. Especial atención a la limpieza de los elementos que más la necesitan, como retrovisores, pantalla o parabrisas, ópticas y radiadores (refrigera mejor un radiador sin barro ni mosquitos incrustados). Ah, después de una limpieza con agua a presión o jabón no olvides engrasar la cadena.
-    Observación: una vez la moto limpia, comprueba que todo está en su sitio a simple vista (carenados, componentes y accesorios) y que no se aprecian desperfectos. Si alguna parte estuviera mal ajustada, nada como aprovechar ahora para solucionarlo con una llave o destornillador y evitar disgustos en ruta.
-    Herramienta: Si llevas herramienta seguramente no tengas que usarla, pero si no la llevas, en cambio, es  muy posible que la necesites… Así que asegúrate de que tienes el kit de herramienta original y no estaría de más añadir un kit antipinchazos, que ocupa poco espacio y te puede salvar de un apuro.

Preparar el gran viaje en moto perfecto
viaje moto

Ahora que ya tienes la moto a punto llega el momento de ponerse en marcha. ¿Has tenido también en cuenta planificar bien la ruta? Es una parte primordial, que debes hacer antes de ponerte en marcha y con la que además empezarás a saborear el viaje antes incluso de ponerte el casco. Nuestros expertos te aconsejan cómo llevar a cabo esta “etapa prólogo”, imprescindible para que el viaje sea un éxito, así como te desvelan trucos para no sufrir en tu físico el cansancio de las etapas largas:

Cómo plantear un gran viaje en moto >

Y si viajas acompañado o vas a ser el acompañante, tampoco está de más recordar cómo hay que conducir con pasajero o cómo ir correctamente de acompañante en moto.

Consejos para ir en moto con pasajero > 

¡Qué lo disfrutes a tope!