La marca austriaca Puch llegó a nuestro país de la mano del fabricante asturiano Avello, quien obtuvo licencia para fabricar en España los motores Puch, eso sí, en modelos completamente distintos a los originales.

Fue en 1972 cuando llegó el gran reconocimiento de la marca con la presentación de la mítica Minicross en el Salón de Barcelona. Su éxito fue tan inmediato que con las reservas que se hicieron en el mismo salón tenían vendida su producción hasta final de año.

La revolucionaria llegada de la Minicross al mercado fue el inicio de una buena lista de modelos muy populares y fiables que algunos apasionados aún guardan en sus garajes: Puch Cobra, Puch Monza, Puch Condor, Puch X30... ¿Tuviste alguna de ellas? Dinos cuál fue tu modelo favorito en los comentarios de nuestro reel.

Motos clásicas: Ossa Yankee 500, la española más potente

Lanzada en 1976, la Ossa Yankee 500 puede