Llevamos un par de años con diferentes noticias sobre la pequeña deportiva de Kawasaki que iba a revolucionar un panorama falto de iconos y de verdaderas prestaciones. Primero fue la Ninja ZX-25R que se comercializó en Asia y en algunos países de América en pequeña tirada, pero ahora llega su hermana mayor, la ZX-4R y su versión RR, cuya proyección es global y por lo tanto la podremos ver también en Europa y más concretamente en España hacia otoño de este 2023.

Kawasaki Ninja ZX-25R: precio y todos los detalles (VIDEO)

Tras meses de expectación Kawasaki ha presentado

¿Maravillosa locura? ¿O jugada perfectamente calculada? Pienso que tiene algo de ambas cosas por varias razones. Es una moto que ha dado y va a dar mucho que hablar, y eso en sí mismo ya es un importante retorno intangible para la marca. Por lo tanto a nivel de marketing es una buena idea y más cuando Kawasaki es una marca asociada a innovación y prestaciones. Y si no te lo me crees es que no conoces la Ninja H2R. Además no va a tener rival y eso la posiciona en un lugar de privilegio aunque sea un segmento que, en principio, no es de un gran tirón en la actualidad. Lo cierto es que es una incógnita cómo va a reaccionar el mercado y podría ser una agradable sorpresa para Kawasaki. 

Por supuesto que tiene un punto de locura y pasión nipona. Estamos hablando de una moto en la que no se ha reparado mucho en costes, capaz de escalar como mínimo a las 15.000 revoluciones, aunque se momento Kawasaki no ha facilitado justo esa cifra; afirma que son 77 CV pero que puede llegar a 80 CV con el ram-air "a pleno pulmón". Está claro que es una máquina, no solo con un nuevo motor desarrollado ex-profeso, sino además dotada de suspensiones de la más alta calidad y con una electrónica a la altura; va ser un capricho en cuanto a precio.

Con un diseño calcado sin el más mínimo reparo de la Ninja ZX-10RR, pues su intención es ser un pequeño clon, esta Ninja ZX-4R se postula como un arma igual de radical en cuanto a deportividad. Por ejemplo, las geometrías de dirección son extremas: 97 mm de avance y 23,5º de ángulo de lanzamiento. Esto va a hacer que sus reacciones sean súper rápidas y sumamente precisas. Lo mejor para un circuito sin duda pero esta es una moto que en carretera va a dar mucho juego: una matagigantes. 

Para ello cuenta con una dotación de suspensiones y frenos de alto nivel. Es lo que necesita y Kawasaki lo sabe. Showa se encarga por tanto de proveer con su eficaz horquilla delantera invertida con funciones separadas y pistón grande, denominada SFF-BP. Para la versión RR este componente será regulable y detrás montará un elemento muy específico desarrollado en la alta competición que es ajustable, denominado BFRC-lite, lo que le dará unas capacidades todavía más altas, tanto en circuito como en carretera. De hecho, la emplea la todopoderosa ZX-10R.

En cuanto a los frenos, delante destacan las pinzas de anclaje radial firmadas por Kawasaki para "morder" dos discos de casi 300 m de diámetro, asegurando una retención plenamente eficaz.

El peso anunciado es de 188 kg con todos los líquidos, una cifra razonable para una moto completamente carenada y con un motor de cuatro cilindros paralelos. Esta configuración, no solo permite al motor estirar a regímenes muy altos sino a la vez liberar un sonido auténticamente cautivador que hace mucho que no se escucha en una moto nueva de esta cilindrada. Desde los años 80' y 90' concretamente, cuando gozaron de su época dorada modelos que han sido la inspiración de nuestra protagonista y que alcanzaron una tremenda popularidad: Honda CBR400RR, Kawasaki ZXR400, Suzuki GSX-R400 o Yamaha FZR400. Molinillos salvajes que hoy encuentran continuidad en esta ZX-4R en la que nos de ha escatimado absolutamente nada para que sea un fiel reflejo de aquellas vibrantes deportivas pluricilíndricas de medio cubicaje. 

Las ayudas electrónicas a la conducción también son protagonistas en la Ninja ZX-4R y una obligación en la actualidad. Ofrece modos de conducción integrados que enlazan el KTRC (Kawasaki Traction Control) y los Power ModesSport, Road, Rain y Rider (configurable). La Ninja ZX-4RR también incorpora un cambio rápido KQS (Kawasaki Quick Shifter) que permite subir/bajar marchas sin embrague.



El panel de instrumentos de la Ninja ZX-4R está equipado con una pantalla LCD en color completamente digital de 4,3 pulgadas. Integra un modo circuito para poder ver los tiempos por vuelta, las posiciones de las marchas y las RPM a partir de 10.000 rpm con total claridad. La aplicación Kawasaki RIDEOLOGY se puede utilizar para conectarse a un Smartphone y realizar diversas funciones, como registrar la información de la ruta GPS y la información de conducción del vehículo.

Así que tenemos una moto con espíritu legendario pero con todo lo que se le puede pedir a una pequeña gran deportiva de hoy en día. Y lo que me ha quedado son una ganas tremendas de escuchar el aullido de esta ZX-4R en plena acción y conmigo encima.