Ahora de las palabras pasamos a las primeras imágenes de una moto que está en fase de desarrollo pero que ya tiene sus formas básicas perfectamente definidas. Ha pasado embrión a bebé, una criatura que crece muy deprisa y ya anda por la calle dejando claras varias cosas antes de su inminente llegada a la madurez. BMW ataca con Husqvarna directamente el segmento naked con tintes supermotard en el que hay máquinas como la KTM 990 Superduke, Aprilia Dordosuro o la Ducati Hypermotard. Diseño minimalista pero de vanguardia, que sólo podemos intuir, aderezado con calidad de componentes para poder dotarla de un comporamiento al nivel de las buenas rivales a las que se enfrentará, sobre todo en el caso de la KTM Superduke quizá la más lograda.

Como en todas estas motos, el motor bicilíndrico es uno de los principales argumentos. En este caso cuenta con una disposición en línea porque deriva del empleado en la BMW F800. Pronto tendremos más información sobre este proyecto, el primero realmente ambicioso entre Husqvarna y BMW, y con el que ya están dando mucho que hablar.