Asegura tu motos custom al mejor precio ¡Compruébalo!

Su propietaria, Polaris, ha demostrado sus ganas y potencial al ser el artífice de uno de los “revival” más esperados; el renacer de Indian, la mítica marca americana que cesó su producción en el año 1953, siendo la más enconada rival de Harley Davidson, no sólo en el segmento de las cruiser sino también en la lucha por ser el genuino icono estadounidense de dos ruedas.

Y regresa a recuperar todo el terreno perdido a favor de Harley que ha sido todo aunque Indian contaba, y cuenta, con el cariño de muchos entusiastas que han mantenido viva la llama y pueden ser los cimientos de esta nueva e ilusionante etapa. Seguramente más de uno encontrará muchas reticencias al conocer las nuevas Indian Chief que cuentan con las claves estéticas de siempre, pero esconden la más moderna tecnología y en el mundo custom no siempre es bien recibida.

Con toda probabilidad ha facilitado las cosas que Polaris sea también el propietario de Victory que tras 15 años en el mercado ha logrado forjarse una sólida personalidad mecánica y estética. Pero revivir este mito americano suponía un gran reto y en Sturgis 2013 por fin se ha hecho realidad.

Todas las Indian Chief 2014 tienen la misma base, y es que en su nueva etapa ha definido un motor y una estructura de bastidor, junto a un mismo juego de suspensiones para desarrollar tres modelos en el fondo iguales pero con una marcada diferencia de personalidad en la forma.

El motor ya lo conocemos hace tiempo pues hemos hablado de él largo y tendido. Como casi todos sabréis se llama Thunder Stroke 111º y es un “big twin” de 1.819 cc con un par de 161 Nm. El chasis tiene una estructura tubular de doble cuna y está fabricado en aluminio pero no es exactamente igual para los tres modelos. Y las suspensiones están formadas por una horquilla convencional con barras de 46 mm y un monoamortiguador trasero en la parte posterior.

La gama comienza con la más “sencilla y económica” que es la Classic y pone los cimientos de una gama que destaca por un alto nivel de equipamiento y ofrece un sinfín de opciones para la personalización. De serie equipa ABS, control de velocidad, acelerador electrónico y arranque sin llave, un equipamiento realmente selecto. Es la Chief de líneas más definidas y puras por su ausencia de accesorios pero con elementos indispensables como el guardabarros delantero, tan envolvente que casi tapa la rueda con radios cromados. En EE.UU se comercializará a partir de 18.990$, unos 14.000 € pero en España no costará eso al cambio sino casi 26.000 €. Ya os contamos en su día que las homologaciones que exigen diferentes escapes junto a los impuestos propios de España encarecen el producto una barbaridad.

Este equipamiento tan completo y sofisticado lo comparte con el modelo llamado Vintage que añade más carácter gracias al asiento y las bolsas laterales desmontables en piel. También lleva una pantalla parabrisas desmontable sin necesidad de herramientas; todo esto añade 7 kg al conjunto. En EE.UU costará  20.999$.

Y por último está la propuesta bagger que tanto furor causa en Norteamérica: Chieftain. Por eso no puede faltarle un aparatoso carenado que lleva integrados tanto los intermitentes como el juego de luces y la pantalla eléctrica. Las maletas traseras son bastante grandes y rígidas - con cierre remoto-, tal y como exige el guión que también demanda un excelente equipamiento como son el equipo de audio con bluetooth o la instrumentación analógico-digital. Se puede adquirir en EE.UU. desde 22.999 $.

Todas llegarán a los concesionarios europeos en octubre y aprovecharán la red de distribución y venta Polaris/Victory. Y las primeras 1.901 unidades que salgan de fábrica irán numeradas en honor al año de fundacvión de la compañía Indian.