Con unas excelentes prestaciones y unas capacidades de agarre fuera de toda duda, en asfalto seco como mojado, los Pirelli Diablo Rosso se han convertido en todo un referente desde 2008 entre los componentes imprescindibles en motos de corte deportivo. Una reputación que se refleja en la cantidad de fabricantes que los eligen como material original en sus motos de serie (ApriliaDucati, Yamaha…) y en los cinco millones de unidades vendidas por la marca desde el nacimiento de la saga.

Un hito que la firma celebra con el lanzamiento de la cuarta generación de sus Diablo Rosso. Los nuevos Pirelli Diablo Rosso IV toman el relevo a los anteriores Rosso III aumentando sus excelentes capacidades de agarre ante cualquier tipo de asfalto. Un neumático que mantiene todo el ADN racing de una familia que comenzó su andadura en el año 2002 -con el lanzamiento de los primeros Diablo- y que bebe de los avances aplicados por PIrelli en competiciones de primer nivel como el Campeonato del Mundo de SBK, en el que están presentes como suministrador oficial.

pirelli diablo rosso iv 2Un neumático que se adapta a todo tipo de motos -desde las radicales deportivas, pasando por las poderosas maxinaked actuales, hasta las polivalentes crossover (o trail asfálticas)- y dirigido a esos usuarios que buscan el perfecto equilibrio entre precisión y máximo agarre, -para poder exprimir al máximo es potencial de sus mecánicas- en unas gomas tan efectivas en conducción deportiva (incluso en circuito) como ante cualquier inestabilidad meteorológica.

Con una banda de rodadura que deriva directamente de la utilizada en el Diablo Supercorsa en competición -que mantiene tallado el característico relámpago de la saga, encargado de la evacuación del agua- y que combina un compuesto más duro en la zona central con otro más blando en sus flancos asegurando el máximo agarre ante cualquier ángulo de inclinación.